Como especialistas en reformas en Marbella, queremos hablarte de cuáles son los principales trucos caseros para quitar las humedades en las paredes. Y, por supuesto, también de nuestra solución profesional para acabar con ellas.

Trucos caseros para quitar la humedad en las paredes

A continuación, te indicamos los principales trucos caseros para quitar la humedad en las paredes (después, te indicamos cuál es la mejor solución profesional para casos difíciles):

  1. Sal marina: En primer lugar, tienes la opción de utilizar sal marina. En espacios cerrados, puede permitirte acabar con la humedad, gracias a su efecto desinfectante y a su capacidad para evitar la aparición de manchas de moho.
  2. Bicarbonato: Otra opción es el bicarbonato de sodio, una opción muy utilizada por nuestras abuelas por sus buenos resultados y su bajo coste. Este compuesto evita la aparición de bacterias y hongos y tiene una considerable capacidad de absorción. Simplemente, aplica el bicarbonato sobre las áreas que desees y déjalo actuar durante un par de horas. Después, elimínalo con un cepillo.
  3. Sal de boro: La sal de boro también tiene un efecto poderoso frente a los hongos y ofrece buenos resultados en la lucha contra las humedades. Eso sí, es un tanto más agresivo que las dos opciones anteriores, por lo que deberías diluir un par de cucharadas en dos litros de agua y aplicarlo con cuidado (usando guantes y ventilando el hogar).
  4. Vinagre de manzana: Una opción bastante más suave que las anteriores, pero que te servirá para acabar con las humedades más débiles. Sólo tienes que diluir una taza de vinagre de manzana en tres litros de agua y aplicar la fórmula con un paño húmedo sobre la zona afectada.
  5. Talco: Y, para terminar, tenemos la opción del talco. Simplemente, aplicas el talco sobre las manchas de humedad y dejas que penetre en la pared. Si la humedad no desaparece completamente, repites el proceso hasta que desaparezcan las humedades

cómo quitar humedades de las paredes

Solución profesional para quitar la humedad en tu pared de la casa

La solución profesional a las humedades consiste, básicamente, en detectar de dónde proviene la humedad y eliminarla. Suena fácil, ¿verdad? Pues lo cierto es que no es nada fácil.

Lo cierto es que averiguar de dónde procede la humedad es una tarea algo complicada y, por supuesto, corregir el problema también lo es. En cualquier caso, es la única solución efectiva a largo plazo frente a la humedad, porque las soluciones caseras sólo tapan temporalmente el problema.

Si no eliminas la fuente de la humedad, ya sea por fugas o por vapores, es cuestión de tiempo que vuelvan a aparecer las manchas de humedad. Y, en el caso de que vivas en un piso, esto puede suceder en tus cañerías o en las de algún vecino. Así que hay que revisar en profundidad la casuística.

Y, además, conviene mencionar que, en ocasiones, hay que hacer reformas razonablemente serias, que implican que las acepte la comunidad de propietarios completa. En definitiva, cuando aparece una buena humedad en casa, arreglarlo no es un proceso sencillo.

Sea como sea, lo cierto es que, si quieres eliminar definitivamente las humedades en tu casa, necesitas ponerte en manos de profesionales. Nosotros tenemos una larga experiencia en este campo y podemos ayudarte, así que no dudes en contactarnos para más información.

 

Como puedes ver, quitar las humedades de las paredes es razonablemente fácil si aplicas los trucos que hemos mencionado a lo largo de este artículo. Y, si no puedes quitarlas, se deberá a que son serias y necesitas una solución profesional. En ese caso, ¡llámanos!

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese leer sobre:

Recent Posts

Dejar un comentario