Como especialistas en reformas en Marbella, queremos hablarte de cómo ahorrar energía en invierno en tu hogar sin pasar frío. Y es que, aunque parezca difícil, lo cierto es que se puede conseguir sin excesivas dificultades. ¡Vamos a verlo!

Recomendaciones para reducir el consumo de energía

A continuación, te indicamos las principales recomendaciones para reducir tu consumo de energía sin pasar frío por ello:

  1. Utiliza buenos aislamientos: En primer lugar, debes utilizar buenos aislamientos en las puertas exteriores y en las ventanas. Si no lo haces, el calor se irá hacia afuera y entrará el frío. Utilizar buenos aislamientos es una de las formas más rápidas y eficaces de ahorrar energía y, por tanto, reducir las facturas de la luz y el gas.
  2. Aprovecha la luz solar: Aunque parezca que no, en invierno la luz del sol sigue calentando. Si dejas las persianas bien levantadas y corres las cortinas, la luz del sol podrá calentar parte de la vivienda, evitando que tengas que poner la calefacción a ciertas horas.
  3. Ventila una vez al día: Evidentemente, no necesitas estar ventilando la casa cada cinco minuto. Si lo haces, toda la vivienda se enfriará y volver a calentarla costará demasiado. Aprovecha el mediodía para ventilar la casa y no vuelvas a hacerlo hasta el día siguiente.
  4. Usa un termostato inteligente: Utilizar un termostato inteligente te permitirá tener la vivienda a la temperatura ideal constantemente, sin sobrecalentar la vivienda ni sobreenfriarla. Con una temperatura estable, el gasto energético será menor.
  5. No tapes los radiadores: Si tapas los radiadores, el calor que desprenden se ve reducido, lo que hace que consuman más. Evita tapar los radiadores. Nada de secar la ropa colocándola sobre ellos.

¿Cómo ahorrar energía en invierno en tu hogar sin pasar frío?

¿Hasta cuánto podemos reducir el consumo con estos consejos?

No te vamos a engañar: No vas a poder reducir el consumo hasta niveles en que no tengas coste en la factura de la luz y gas. De hecho, en la medida en que buena parte del coste de la factura son impuestos y peajes, por mucho que reduzcas el consumo, siempre tendrás que pagar.

Pero, con los consejos que te hemos dado, bien aplicados, puedes conseguir una reducción de entre el 20 y el 50%, dependiendo del caso, lo cual no está nada mal, ¿no?

Como puedes ver, ahorrar energía en invierno en tu hogar sin pasar frío es posible. Y lo cierto es que, en estos tiempos que corren, con los precios de la energía tan elevados, conviene hacerlo… ¡O la factura de la luz y del gas a final de mes nos supondrá un gran problema!

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras leer:

Recent Posts

Dejar un comentario